Hola. Si llegaste aquí es porque estás estudiando arquitectura. Esperamos que te guste lo que estás aprendiendo. Si no es así, déjalo. Aún estás a tiempo. Esta profesión es cruel para el que no lo ama.

Sin añadir más presión de la que ya debes soportar, debemos decir que la confianza que depositamos en ti es mucha. Actualmente este oficio, como muchos otros, está en proceso de transformación y va a necesitar gente con mucho talento, imaginación y capacidad para reinventarse continuamente. Mucho ánimo.

Dicho esto, suponemos puedes tener dos razones para visitarnos. A ver si hemos acertado.